FIDO

Llibres juny

agenda-urbana-DepilacionDepilación (definitiva)
María Barba · Melusina Editorial · 2019
Depilación es un maravilloso enyado de María Barba, con prólogo de Itziar Ziga, en el que se da cuenta de todas las técnicas cosméticas que surgieron a final del S. XIX y principios del S.XX, y que recopila, también, los anuncios publicitarios. Un divertido y escalofriante relato de la opresión que se ha ejercido sobre el cuerpo de las mujeres en España y que aún hoy, en pleno siglo XXI, perdura. ¡No duden en adquirirlo! ¡Se les helará la sonrisa! ¡Garantizado! ALODIA CLEMENTE (La Rossa)

agenda-urbana-Recuerdos del futuroRecuerdos del futuro
Siri Hustvedt · Seix Barral · 2019
A caballo entre una especie de autobiografía y una novela de descubrimiento, una especie de retrato de la artista adoslescente, Hustvedt reflexiona sobre el paso del tiempo: cuestiones sobre cómo los recuerdos, lo que fuimos, condicionan lo que somos o lo que seremos. Por las páginas de Recuerdos del futuro encontraremos a una autora en ciernes que nos plantea nuestra relación con la realidad, al tiempo que nos enseña los límites de la ficción y los laberintos de la memoria. Podría ser una novela, con su trama a lo thriller psicológico, pero va más allá, y como en toda su obra, surgen cuestiones como la ciencia, el feminismo o el arte, y la enorme capacidad de este para cambiar nuestra idea del mundo. LUCI ROMERO (Bartleby)

agenda-urbana-AutonomaAutónoma
Mariana Miserable · Bonito editorial · 2019
Autónoma es el fanzine llevado a libro de la autora portuguesa Mariana Miserable, creado originalmente en korea ha sido rediseñado y traducido por la editorial vasca Bonito editorial.  Se trata de un precioso libro donde se ilustran las andanzas de unos seres fundamentales en estos tiempos confusos que vivimos, los freelanzer y, claro, ese mundo frugal que los  rodea. JAIME ORTEGA (Per(r)ucho)

agenda-urbana-Sabado-domingoSábado, domingo
Ray Loriga · Alfaguara · 2019
Federico, un chaval a lo Holden Caulfield, vive una noche desastrosa en su adolescencia que se esfuerza por olvidar. Pero después de cada sábado llega el domingo, ese día en que debemos enfrentarnos a nuestra vida. Con su habilidad para narrar la tragedia como si de una comedia se tratase, Ray Loriga cautiva con una novela ágil e incluso divertida sobre la culpa y la huida. GLORIA POZUELO

agenda-urbana-Sigo aquiSigo aquí
Maggie O’Farrell · Libros del Asteroide · 2019 
Sigo aquí es un libro de memorias de lo más particular. Maggie O’Farrell recoge diecisiete episodios de su vida en los que ha estado más o menos cerca de la muerte. Asaltada por un hombre en el monte, ahogada mientras nadaba despreocupada hacia una plataforma litoral o por culpa de un parásito intestinal. Un libro-vanitas que nos recuerda la fragilidad de la vida y anima a quitarle importancia a las cosas que no la tienen. S.M.     

agenda-urbana-llibres-Bajito y GordoBajito y gordo
Elmonstruodecoloresnotieneboca · 2019 
Bajito y gordo ha sido bautizado como dreamzine, esto es, un fanzine hecho a partir de sueños reales, que se gestó en la Feria de Fanzine de CoZidos en las Palmas de Gran Canaria. Una mujer tomando el sol entre focas, un entierro con Snoopy, una cebra que quiere ser caballo blanco, un bar nudista de Lavapiés… Estas y otras escenas surrealistas ilustradas por Edmon en 60 ejemplares numerados con el naranja como protagonista. Elmonstruodecoloresnotieneboca nos tenía acostumbrados a los sueños de niños ilustrados por adultos (y viceversa), y aunque aquí nos hayamos hecho todos mayores, el resultado sigue siendo un onírico sinsentido. ¿O no tanto? AU 

agenda-urbana-Espacio para sonarEspacio para soñar
David Lynch y Kristine MacKenna · Reservoir Books · 2019
Lo primero que hay que resaltar de Espacio para soñar es que es un libro que te apetece leer nada más cogerlo entre tus manos. Desde el diseño de la portada, su maquetación, la propia textura del papel y la abundante cantidad de imágenes con las que va salpicando el comienzo de cada capítulo y que descubrirá ya en un primer vistazo, es una promesa que despertará la imaginación del posible lector. Adaptando el formato de la edición americana (salvo por el bonito título original, Room to dreamque podría hacer referencia a uno de los trabajos más conocidos de su autor), los responsables de Reservoir Books nos ofrecen un objeto que entra por los ojos, un caramelo para estetas de todo tipo que encontrarán aquí una primera materia para el deleite. Y no está mal. No se trata tanto de “vendernos la moto” (el que se acerque a este libro ya sabe lo que busca), como asomarse a un objeto que se ha elaborado con mucho cuidado. Después, superada la barrera de abrir sus tapas, nos enfrentaremos con su contenido.

Espacio para soñar es (o se presenta) como la auto-biografía de uno de los directores más enigmáticos y controvertidos del mundo: David Lynch. Y como todo trabajo de Lynch, no podía caminar por los senderos convencionales. Coordinado por la periodista Kristine McKenna, cada capítulo de este volumen está dividido en dos partes. La primera está redactada por la propia Mckenna que, apoyándose fundamentalmente en declaraciones de familiares, amigos y colaboradores del director, nos va narrando su vida íntima, poniendo un énfasis especial (o sirviendo como escala de este viaje) en los pasos más relevantes de su carrera como cineasta y sus diversas facetas como artista multidisciplinar (no hay que olvidar que Lynch dio sus primeros pasos creativos como pintor, labor que ha seguido desarrollando durante toda su vida). Cada uno de estos bloques está acompañado por un relato alternativo de los mismos sucesos, pero redactado ahora por el propio Lynch, que toma aquí el protagonismo en una fascinante primera persona. Es en esta segunda voz donde radica el meollo del asunto. O, mejor dicho, en la confrontación entre la narración aparentemente más objetiva de Mckenna y esa incursión más sugerente, a veces radicalmente desordenada, caprichosa, de Lynch.

Sin duda que habrá dos tipos de lectores para este texto. En el primer grupo encontraremos a aquellos que se acercarán por primera vez a la figura del autor de Corazón salvaje. Para estos, todo lo narrado en estas páginas les resultará nuevo, lo cual les proporcionará no poca información sustanciosa sobre la vida y la obra de este artista singular. El segundo grupo estará compuesto por aquellos seguidores de su obra que quizá ya se hayan aproximado a estos asuntos desde propuestas anteriores. Estos últimos, aparte de algún dato disperso que quizá podrían desconocer, disfrutarán igualmente con el trabajo de barruntar, de entre las palabras del propio Lynch, las pistas para desentrañar o corroborar las claves del proceso de construcción de sus películas. Habría que señalar, también, que tanto Lynch como Mckenna no han pretendido elaborar la biografía definitiva del director. Son tan conscientes de los límites a los que obliga esa tarea, que así lo dejan consignado en las primeras páginas del libro. Esa labor les corresponderá, sin duda, a investigadores de otros entornos académicos o teóricos. Al fin y al cabo, contar tu propia vida te puede llevar a caer en las trampas de la memoria o de interpretaciones deliberadamente subjetivas y embellecedoras de los hechos, emboscadas de las que ambos autores son plenamente conscientes. Cabría preguntarse, entonces, qué nos ofrece el texto en este sentido.

No cabe duda que tratar de desentrañar los mecanismos que ponen en marcha los procesos cognitivos en los que se apoya el talento de David Lynch, es uno de los retos más estimulantes a la hora de enfrentarnos a su trabajo. En un mundo, el del cine, dominado desde sus inicios por una narrativa lineal sustentada por el argumento o plot, el cine de Lynch (aquel que podríamos considerar más personal) irrumpía dando al traste con toda lógica asumida tanto por la crítica como por la mayoría de espectadores. Este aparente desorden algo caótico que impera en cintas como Cabeza borradora, Terciopelo azul, Carretera perdida o la brillante y sinuosa Inland empire, parecía esconder algún misterio oculto por descubrir, y a eso se han aplicado sus millones de seguidores a lo largo de los años. Lynch había logrado, incluso, llevar sus formas y códigos hasta un medio tan aparentemente conservador como la televisión con aquella desconcertante serie de título ya mítico, Twin peaks, en la que, partiendo del cine de género, traspasaba los límites de lo lógico para llevarnos por terrenos transcendentes, cercanos incluso a una cierta espiritualidad. Pero antes de entrar en los detalles, quizá habría que poner la atención en un paso previo que sí nos revela este libro.

Podríamos decir que en Espacio para soñar aparecen dos Lynch diferentes, o quizá dos miradas complementarias de ese individuo al que conocemos como David Lynch. El primero sería el Lynch más mítico y misterioso, el que se construye desde el relato de aquellos que le han conocido o trabajaron con él y, desde luego, le admiran. Ahí aparece el Lynch que esperan encontrarse sus muchos seguidores. Pero, junto a éste, aparece en otro plano un Lynch más íntimo, divertido y juguetón. Un Lynch al que no le importa indagar en las partes más delicadas de su vida personal (cuando se refiere a sus diferentes matrimonios), pero sobre todo un Lynch que concibe esa experiencia vital y de memoria como una especie de baúl lleno de trastos que ha ido dejando caer por allí según pasaba el tiempo. No hay en todo esto una linealidad muy precisa, aparte de la lógica dirección que marca la razonable cronología de los hechos. Porque si nosotros mismos tuviéramos que elaborar el recuerdo de nuestro propio pasado, quizá aquello no tendría que restringirse al mero consignar de nuestros logros más relevantes de acuerdo con esa lógica del éxito al que estamos tan acostumbrados. Tendríamos que incluir también pequeños detalles no relevantes a ese fin, pero que significaron mucho en nuestro desarrollo, momentos de nuestra vida que, sin saberlo siquiera, formaron parte importante del sustrato de lo que somos. Y es aquí cuando el conjunto va desvelando sus cartas. Porque ante lo que estamos realmente es ante la vida y la obra de un hombre que, ante todo, ha buscado y labrado persistentemente una cosa: su libertad. Libertad personal y, sobre todo, libertad creativa. Es desde esa libertad que exudan y reclaman las páginas de este libro desde donde debemos empezar a transitar nuestro camino hacia la comprensión de su trabajo. Una delicia. GERARDO LEÓN

También te puede interesar…

Llibres maig 2024

Un libro compuesto por las 452 últimas frases de diversas obras literarias y otro sobre el territorio en forma de canciones.

Llibres abril 2024

Una novela de Joseph Roth, el debut de Ottessa Moshfegh, crónicas semificcionales sobre el exilio de Dario Dzamonja, una historia bellísima de Maggie O’Farrell…

Llibres març 2024

El sucio territorio del amor no correspondido, un ensayo sobre arte y VIH, cuentos de terror de Allan Poe, una novela no tan distópica…

Llibres febrer 2024

Voces femeninas que conviven y se enfrentan a una selva insaciable, relatos límpidos de Silvina Ocampo, el discurso de la Premio Nobel Svetlana Aleksiévich…

Llibres gener 2024

Una distopía climática, un western asturianu, la vida en presidio de las mujeres chilenas, el testamento literario de Genesis P-Orridge, un aterrador viaje por las malas calles de Nueva Jersey…

¿TODAVÍA NO TE HAS SUSCRITO A NUESTRA NEWSLETTER?

Suscríbete y recibirás propuestas culturales de las que disfrutar en Valencia.