EL INICIO DEL COMIC EN LA PENÍNSULA & LA ECLOSIÓN DE LOS CLÁSICOS

EL INICIO DEL COMIC EN LA PENÍNSULA
HASTA EL DOMINGO 3/6

LA ECLOSIÓN DE LOS CLÁSICOS
HASTA EL DOMINGO 27/5
MUVIM. Quevedo, 10

Coincidiendo con la llegada de la anhelada primera edición de la feria del cómic a València, el MuVIM ha inaugurado dos exposiciones que reconstruyen la historia del comic echando un vistazo a sus orígenes estadounidenses y a la influencia que la historieta de ultramar tuvo en la novela gráfica valenciana y española. Dos muestras cimentadas sobre la callada actividad del coleccionismo privado que ha nutrido al museo de originales y piezas únicas en buenísimo estado. La sala Alfons Roig repasa la historia del cómic americano desde sus inicios en la prensa diaria de principios de siglo XX con Yellow kid (1895), personaje con el que comenzó el cómic moderno y del que podemos ver expuestas las primeras tiras. No existía todavía la televisión y el cine no era asequible para todos los bolsillos, así que el cómic se convirtió en el cine de los pobres. En los años 30 el género adquirió plena autonomía en publicaciones independientes que desarrollaban tramas de personajes propios como Superman (1938), que le abrió la puerta a una buena retahíla de superhéroes con poderes extraordinarios llamados Batman (1939), Linterna Verde (1940) o Flash (1940). La viñetas están pobladas de hombres fuertes y valientes que luchan contra el mal en todas sus formas mientras las mujeres hacen de florero o esperan a ser salvadas. Por eso se echa de manos a Wonder Woman, creada por All-American Publications (predecesora de la actual DC Comic) en 1941, la primera superheroína de gran difusión en protagonizar por su cuenta aventuras. Todo este período de auge, desde los años 30 a mediados de los 50, es conocido ahora como la Edad de Oro del cómic y es el objeto central de la muestra. 

En el vestíbulo del museo, El inicio del cómic en la Península hace hincapié en la influencia que tuvieron los cómics de la prensa norteamericana en el estado español, donde se empezaron a crear personajes propios e historias adaptadas al imaginario hispánico como Roberto Alcázar (1940), El Guerrero del Antifaz (1944), un Pumby muy Disney creado por el valenciano Josep Sanchis Grau (1954) o El Capitán Trueno (1956), que disfrutaron durante la posguerra española de muchísima popularidad. S.M.

También te puede interesar…

El poder con que saltamos juntas

HASTA EL DOMINGO 29/9
Una exposición que pone a dialogar a mujeres artistas afincadas en Portugal y España entre las décadas de 1960 y 1970.

Génesis

HASTA EL DOMINGO 27/10
María Aranguren inserta pintura, telas, flejes o papeles dentro de policarbonato celular buscando la armonía cromática.

València s’il·lustra 2024

FINS EL DIMARTS 15/10
Ja no són els professionals consolidats els qui dibuixen la ciutat, sinó els joves en procés d’aprenentatge.

¿TODAVÍA NO TE HAS SUSCRITO A NUESTRA NEWSLETTER?

Suscríbete y recibirás propuestas culturales de las que disfrutar en Valencia.