EL FRUTO PROHIBIDO

Reservoir Books · 2018

La historietista sueca Liv Strömquist explica con mucha socarronería en El fruto prohibido cómo el cuerpo de la mujer y su sexualidad han sido usados a lo largo de los siglos para mantenerla sometida. La crítica la hace desde el humor más amargo, pero aportando datos y mucha documentación. Para llegar a la conclusión de que TODOS los discursos sobre la sexualidad y el orgasmo femeninos se construyen en relación con el cuerpo, la sexualidad y el orgasmo masculinos. Primero concibiendo la vulva como una mala versión del órgano masculino y luego como su contrario, ¡pero nunca por derecho propio!  Leeremos sobre las ideas peregrinas de John Harvey Kellogg (sí, el de los cereales) respecto a la masturbación femenina (¡provoca cáncer!), y conoceremos la placa grabada en la sonda espacial Pioneer que lanzó la NASA en 1972 –una especie de mensaje en una botella que contenía información sobre la vida en la Tierra destinado a posibles extraterrestres– donde el hombre exhibe orgulloso su órgano sexual mientras la mujer no tiene nada que mostrar. Como si no existiera nada ahí, oiga. Además, nuestro buen amigo Sigmund Freud afirmará que solo las mujeres jóvenes e inmaduras tienen orgasmos clitorianos (ja!) y veremos como muchísimas culturas se han puesto de acuerdo demonizar la menstruación. Lo que explica que, por ejemplo, una empresa de tampones escriba en su página: “Los tampones XXX caben en el bolsillo de los vaqueros y los puedes llevar en la mano para ir al baño sin que se vea lo que es”. Cómic feminista que sacude conciencias y hace despertar. S.M.

También te puede interesar…

El caso Asunta

Plataforma: Netflix
Una miniserie de seis episodios en torno a uno de los casos más truculentos de nuestra historia reciente.

Merel

Clara Lodewick
La figura del chivo expiatorio centra la opera prima de la joven belga Clara Lodewick.

En las cenizas

Un joc de taula que ens posa a prova, no solament amb la lògica, sinó també amb la narrativa de crear el nostre personatge.

Mi reno de peluche

Plataforma: Netflix
Una comedia negra para unos, para otros una incómoda experiencia que pone contra las cuerdas nuestra percepción de las relacionas humanas.

Roaming

Jillian y Mariko Tamaki
Mariko Tamaki vuelve a explorar de forma magistral las emociones y las relaciones humanas en el umbral de la edad adulta.

¿TODAVÍA NO TE HAS SUSCRITO A NUESTRA NEWSLETTER?

Suscríbete y recibirás propuestas culturales de las que disfrutar en Valencia.