En guerra contra el Coronavirus (4): Cine para peques (y no tan peques)

En Agenda Urbana llevamos ya mucho tiempo poniendo nuestro esfuerzo en destacar algunas propuestas dentro del cine infantil y juvenil que puedan salirse un poco de los estándares de la industria más taquillera. Una industria que ha decidido, por su propia cuenta y riesgo, que no tenemos imaginación y que es mejor darnos siempre el mismo producto que hacernos probar cosas nuevas. En la lista que os ofrecemos para estos días de encierro destacamos una selección de series y largometrajes que van un poco más allá de esos códigos. Lo primero que hay que decir es que, por lo que hemos visto, las plataformas digitales tienen un fondo algo limitado de productos para niños, tanto en variedad, como en cantidad. En el caso de Netflix, por ejemplo, la mayoría de lo que ofrece son series que ya se encuentran en los canales temáticos de la televisión en abierto, cuando no son éxitos comerciales (relativamente) recientes. Pero algo hay. Son, sobre todo, películas o series que, esta vez sí, en serio, de verdad, se pueden compartir perfectamente con adultos que encontrarán aquí historias bien contadas donde la emoción o la risa se obtiene de forma sincera.

agenda-urbana-la-cancion-del-mar-h

Filmin:
La canción del mar, de Tomm Moore. Empezamos por aquí por la sencilla razón de que esta es una de las películas de animación infantil que más me han gustado desde hace tiempo. Dirigida por el irlandés (¡tenía que ser irlandés!) Tomm Moore, esta cinta fue nominada al Oscar de Hollywood y a los César franceses en el año 2015, además de obtener el premio al Mejor Largometraje de Animación en el Festival de Gijón. Una maravilla, tanto en la animación, como, sobre todo, por un relato que juega con elementos fantásticos y soluciones dramáticas que apelan a nuestro imaginario y no siempre a una resolución precisa de la trama. Una maravilla. Aquí, Ben y Saorirse son dos hermanos que viven en el faro de una pequeña isla con su padre. Para protegerlos de los peligros del mar, su padre los envía a la ciudad a vivir con su abuela. Pero su padre no les ha explicado toda la verdad. Un día, Ben descubre que su hermana es una Silkie, un hada del mar, una niña foca que, con su canto, puede liberar a todos los seres mágicos del mundo, sometidos desde hace tiempo por un sortilegio de la Bruja de los Buhos. Los dos hermanos deben luchar contra la bruja en una aventura en la que Saorirse tendrá que aceptar su destino. De Tomm Moore, encontramos también en la plataforma su primera película, El secreto del libro de Kells, en la que conoceremos a Brendan, un chico de 12 años que vive en una remota abadía en la Irlanda del S.IX. La vida de Brendan cambia cuando conoce a un maestro que lleva un libro que está inacabado. Brendan deberá ayudar al maestro a terminar su libro si quieren detener a los vikingos.
Dilili en París de Michel Ocelot. Una maravilla del maestro de la animación francés en la que mezcla animación con imagen real para los fondos. Dilili en Paris nos sitúa en el París de la Belle Époque, donde una niña, Dilili, investigará una serie de misteriosas desapariciones. En el curso de su investigación, se encontrará con una serie de extravagantes personajes. La ciudad es una caja de sorpresas. Del mismo autor podemos encontrar también Kirikú y las bestias salvajes, una historia diferente que nos sitúa en África. En una pequeña tribu, un niño, Kirikú, tendrá que aprender todo tipo de profesiones para derrotar al mal.
El techo del mundo de Rémi Chayé. Otra cinta francesa que recupera ese viejo y olvidado sabor de las grandes aventuras de viajes. Con una animación de línea imprecisa y colores pastel, Chayé nos lleva hasta San Petersbugo para conocer a Sasha, una niña de la aristocracia rusa que vive fascinada con el recuerdo de su abuelo, un viejo aventurero que desapareció tiempo atrás al mando de un barco rompehielos. Estamos en 1882, y Sasha decidirá seguir los pasos de su abuelo para vivir aventuras y encontrar el barco perdido.

agenda-urbana-la-tortuga-roja-h
La tortuga roja de Michael Dudok de Wit. Una de las sensaciones de los últimos años. Y con razón. Es una maravilla. La cinta de De Wit tiene, además, una particularidad: no tiene diálogos. Ni falta que le hacen. Con un estilo gráfico bellísimo, La tortuga roja nos cuenta la historia de un náufrago que llega a una isla desierta. En la isla no hay más habitantes que él. Tras explorarla y decidido a regresar a la civilización, el náufrago construye una barca con la que escapar. Sin embargo, alcanzada una cierta distancia de la orilla, la barca se destruye en cada intento. Al principio, el náufrago no sabe lo que pasa. Acabará descubriendo que la causa de sus fracasos es una enorme tortuga roja que se interpone en su camino. La cinta fue producida por los estudios Ghibli, convirtiéndose en la primera producción europea apadrinada por estos magos de la imaginación.
Princesa Arete de Sunao Katabuchi. Otra maravilla de la animación japonesa. Basada en la novela de Diana Coles, esta película cuenta la historia de Arete, una princesa que vive confinada en una torre por su padre por negarse a contraer matrimonio. Un día, un mago que llega con una nave voladora se ofrece a desposarla y, creyendo ayudar a su gente, Arete acepta. Pero Arete no va a resignarse al papel de mujer obediente que el mago que le quiere asignar. Arete se rebelará y derrotará al mago ayudando a su pueblo y a su tierra, y librándose, así, de su destino.
La oveja Shaun de Nick Park. Una de las series de animación más divertidas que se han visto en mucho tiempo. Park demuestra que no es necesario recurrir a enrevesados argumentos ni a chistes soeces para entretener. La serie se basa en relatos cortos situados en una granja en la que un rebaño de ovejas vive innumerables aventuras, siempre tratando de hacerse la vida lo más cómoda frente a los desesperados intentos del granjero por imponer su orden. Pobre granjero. No sabe lo astutas que son sus ovejas. Relatos socarrones, en la mejor tradición (a veces te recuerda a las viejas historias de la Warner, cuando tenían mala leche de verdad), historias claras, sin trucos. Hay tres series y varias películas con estas ovejas como protagonistas. Parece mucho, pero no. De Nick Park encontramos, además, la impagable serie Wallace and Gromit.

agenda-urbana-mirai-h

Cine juvenil:
Filmin ofrece también un buen surtido de películas de anime. Os señalamos algunos títulos.
Akira de Katsuhiro Otomo. Faltaría más. La cinta de anime de ciencia ficción por antonomasia. Basada en el manga de mismo nombre, Akira nos lleva a un mundo amenazado por la energía nuclear. Una banda de motoristas será la salvación.
El cine de Mamura Hosada: Encontramos varios títulos, todos imprescindibles: El niño bestia, La chica que saltaba a través del tiempo, y su último trabajo, la ma-ra-vi-llo-sa Mirai, mi hermana pequeña, una bella historia en la que un niño, Kun, ve trastocado todo su mundo cuando sabe que va a tener una hermana. A partir de ese momento, Kun empieza a encontrarse con su hermana recién nacida en varios momentos del futuro, hasta aceptar que ya no va a ser el único rey de la casa nunca más.
Makoto Shinkai: Otro maestro del anime. Tenemos cinco títulos: El jardín de las palabras, 5 centímetros por segundo y su última obra, la inclasificable Your name.
La tumba de las luciérnagas: de Isao Takahata, ¡¡el creador de Heidi!! Una de las historias más bonitas que he visto. En el verano de 1945, un niño tendrá que madurar en medio de la guerra.

agenda-urbana-Mi-vecino-Totoro-h

Netflix:
Como decíamos al principio, la plataforma ofrece, sobre todo, series que se encuentran en las parrillas de la tele en abierto o títulos populares. Pero hay cosas.
Un poco de Hayao Miyazaki: Falta mucho, pero no está mal, para empezar. Del gran maestro de los estudios Ghibli, tenemos El castillo del cielo, Mi vecino Totoro, Porco Roso, La princesas Mononoke, EL viaje de Chihiro y Nausicä del valle del viento.
El cristal oscuro, la era de la resistencia: La serie, no la película. Una rareza en la producción contemporánea por lo que supone de reto contra el dominio de la animación 3D, y una recomendación imprescindible para niños y adultos. La historia sigue el mundo creado por Jim Henson en los 80. Encontramos todos los personajes en una producción que recupera la técnica de animación con marionetas. ¡¡¡Una maravilla!!!

También te puede interesar…

Nits de cinema 2024

DEL MARTES 9 AL MIÉRCOLES 17/7, 22H. GRATIS
Nueva edición de este programa de películas para iluminar las noches valencianas de este verano que ya tenemos encima.

Volveréis

VIERNES 30/8
Premio a la mejor película europea en la sección de la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes.

Una madre de Tokio

VIERNES 23/8
Yôji Yamada (La casa del tejado rojo) vuelve sobre uno de sus temas favoritos, la familia.

Filmoteca d’estiu 2024

DEL VIERNES 2 AL SÁBADO 31/8
El primer ciclo nos ofrece la oportunidad de volver a ver algunas de las películas más premiadas de la temporada.

¿TODAVÍA NO TE HAS SUSCRITO A NUESTRA NEWSLETTER?

Suscríbete y recibirás propuestas culturales de las que disfrutar en Valencia.