b3d0e30d-b7a4-47eb-98d6-370a304bcba1
Música
Sábado 3/12 de 2016   20.00

(Russafa ❤)
Entrada libre

Este próximo 3 de diciembre, y dentro del ciclo #musicexplorers de San Miguel, tendremos en nuestros conciertos de los sábados por la tarde a Aries que cerrará el ciclo de este otoño-invierno.

Escucha Adieu or die:
https://lacastanya.bandcamp.com/album/adieu-or-die

ADIEU OR DIE, por Marc Balfagón
Van pasando los años y la música independiente española está cada vez más irreconocible. Con el trasiego de la actualidad y el acelerado consumo de productos culturales, los periodistas no solemos echar la vista atrás y pensar, por ejemplo, en la madurez que han alcanzado algunos de los grupos de aquí. Es algo que se puede ver en discos como este Adieu or Die de Aries, el alter ego de Isabel Fernández Reviriego.
Un disco valiente, compuesto e interpretado íntegramente por ella, encastellano, y que no rehuye cierto gusto por la experimentación. No es poca cosa. Isabel me lo explicita como algo muy importante para ella: “Lo he hecho todo yo sola. Cada sonido es mío, cada sintetizador, cada melodía, cada ritmo.” Esto ya sería un mérito en sí mismo en la poco feminizada escena española (aunque nombres como Mursego, Maria Rodés o Lidia Damunt le estén dando un vuelco a esta situación), pero es que además el resultado final es brillante. Adieu or Die es una pequeña obra maestra de artesanía pop que entrelaza tradiciones musicales clásicas y modernas con una soltura y un frescor difíciles de encontrar.

«Quiero darte melodías y hacerte flotar/como copos en la oscuridad»
En este disco, Aries lleva a un nivel más profundo las virtudes del anterior Mermelada Dorada, también en La Castanya, y de Magia Bruta su debut en Bcore. Su potente alianza entre melodías con fuerte ascendencia sesentera, ecos de Brian Wilson y el sonido psicodélico de la Costa Oeste americana, y constructos electrónicos de gran calidez lucen aquí a un nivel altísimo. Lo vemos en canciones inmensas como “Lágrimas”/”Lágrimas II” o “Nuestra Casa”, donde se aprecia este estilo tan propio de dotar las canciones de un aire ingrávido y grácil. O en “En el Océano” donde vemos la portentosa facilidad de Isabel para tejer armonías radiantes sin caer en lo cursi. Además, en Adieu or Die, Aries consigue desdibujar la larga estela de su anterior grupo Charades, moviendo sus canciones a un territorio fértil, nada acomodado a ciertas marcas estilísticas, en el que podría coincidir con artistas de contextos musicales tan dispares como El Guincho, Desert, Bflecha o Prisma en Llamas.

«No hay lagrimas que puedan curar»
Adieu or Die se puede entender como un viaje interior en el que “una persona se
desintegra, mientras el mundo se desintegra a su alrededor”, en palabras de la misma
Isabel Fernández Reviriego. Una patada a seguir de los problemas diarios que toma como punto de impulso aquellas cosas que aún te hacen pelear. No en vano, este es un disco alegre, que aunque transpire cierta melancolía, no se hunde en esa tristeza algo impostada de algunos cantantes actuales. Las lágrimas no curan, para la sanación a veces es más útil sumergirse. Como en los vibrantes once minutos del tema titular Adieu or Die, una excursión electrónica única, que puede recordar tanto a Brian Eno como a Panda Bear, que no deja indiferente. ¡Larga vida a Aries!

Russafa ❤