PRMSHVSM4
Altres
Domingo 17/1 de 2021   10.00
CAC
Valencia (Quatre Carreres)
10€

Los huevos de oro es una película de 1993 en la que Bigas Luna retrata las peripecias de un Javier Bardem muy machirulo empeñado en construir el edificio más alto de su ciudad, el Gran Hotel Bali de Benidorm. De ella nació la inspiración que puso en marcha el Pormishuevismo, un falso movimiento artístico impulsado por Erik Harley que excava en el impulso constructivo absurdo e irracional, un proyecto con un nombre tan salchichero y testosterónico como las obras que aglutina. Empezó en Instagram, en la cuenta @preferiria.periferia, contando por capítulos trufados de socarronería desenfadada los casos hispánicos de corrupción y especulación urbanística más flagrantes: balnearios ilegales, puentes viajeros, rascacielos en llamas, milagros económicos, vanguardia de cartón piedra, ladrillos, mucho cemento y alguna que otra rotonda. El proyecto caló y empezó a despegar en Internet gracias a la respuesta de la gente, que también tenía ganas de decir la suya compartiendo historias y salseo urbano, así que Erik decidió desdigitalizarse, hacerse carne y recorrer las calles de diferentes ciudades explicando in situ las barbaridades urbanísticas que se han cometido en este país en nombre del ladrillo. Hoy por hoy existen seis rutas: en Madrid recorre parte del Paseo de la Castellana hablando del propietariado español; en Barcelona, su ciudad, destripa la infraestructuras que dejaron las Olimpiadas de 1992 y el Fórum de las Culturas de 2004; en de Marina d’Or explica la historia fundacional de la ciudad de vacaciones más famosa de la televisión; en Benidorm recorre gran parte del skyline de la capital mundial de turismo masivo y ocio vacacional; y en València aborda el Despilfarro de Calatrava en la Ciudad de las Artes y las Ciencias en una ruta que este mes de enero podréis catar a sorbitos amargos. Entenderéis la relación profesional que ha mantenido nuestra ciudad con un auténtico fenómeno del engatusamiento posmishuevista, Santiago Calatrava, proyecto a proyecto, puente a puente, desde que todo empezara con una torre de telecomunicaciones. Esta es, según Erik, la joya de la corona de la corrupción, una auténtica obra de arte land art dedicada al despilfarro, una faraónica ciudad sin habitantes concebida como proyecto científico y finalmente construida como parque temático de trencadís. “Hablando en términos estrictamente pormishuevistas, la ciudad blanca de Calatrava es una puta maravilla”, apostilla. Y abriendo aún más el foco, aparecen ante nosotros Marina d’Or, Benidorm, Terra Mítica y Mundo Ilusión para hacer que la Comunitat Valenciana sea, a ojos de nuestro guía, “sinónimo de fantasía, algo así como la tierra prometida del Pormishuevismo”. Si Mies Van der Rohe formuló aquel famoso “menos es más” desde la atalaya de la Bauhaus, el Pormishuevismo exclama enfangado en cemento con casco y mono azul: ¡Más es poco! AU

CAC Quatre Carreres

Professor López Piñero, 7
46013 Valencia