924cf071-dfaa-4192-9c9b-faa3d59d8e03
Exposicions
Jueves 24/11 de 2016   20.00
Galería Punto
Valencia (Ciutat Vella)
Entrada libre

En Resonance Pablo Griss explora los límites de la pintura geométrica, creando espacios tan concretos en su forma como ambiguos en su contenido. Es como si el pintor no quisiera limitarse a generar una ilusión óptica (tal hicieran artistas Op como Vasarely, Cruz Diez, etc.) sino invitar a viajar hacia otras dimensiones, a través de estos vórtices abstractos que palpitan al ritmo del cosmos. Desde su exceso y a pesar de nuestra resistencia, la pintura nos arrastra. Griss no tiene reparos en sumergirse de lleno en este trabajo de investigación, como lo haría un científico o un matemático.

Como un poema visual, los rombos se deforman, se emparejan y se sobreponen en un baile cromático. Son cuatro líneas trazadas una y otra vez en una geometría bella y perfecta: la repetición es un espacio de posibilidades. El rombo fue como amor a primera vista: puede deformarse, pero sigue siendo la misma forma; también puede deconstruirse y crear nuevas cosas”, explica Pablo. La obra que presenta Pablo Griss para esta exposición “Resonance”, ahonda  en su uso del color ya que transmite una elegancia y una prestancia inusual. El blanco, el negro, el magenta, el azul y el plateado son los colores empleados esta vez para rasgarnos como una navaja afiladísima que fragmenta nuestra mirada. Aunque emplea colores antagónicos, artificiales y ácidos (que remiten al mundo digital, pop o tecnológico, así como a la psicodelia), su uso es cada vez más estratégico. No es simplemente un reclamo efectista y llamativo ya que estos colores quedan contrarrestados y compensados por una combinatoria cromática más compleja, en el que el negro, el blanco y el plateado o el gris otorgan a las obras una prestancia fuera del tiempo.

Galería Punto Ciutat Vella

Borriana, 37
46005 Valencia