Presentació de llibre
Martes 25/6 de 2019   19.00
Librería La Rossa
Valencia (Benimaclet ❤)
Entrada libre

La chica que susurra tu nombre

se mira los zapatos con tristeza,

le duele más el alma y lo que esconde

que los pájaros que pueblan su cabeza.

Quisiera gritar al mundo y contarle

en silencio lo que de verdad le atormenta;

los besos que se muere por robarte,

los demonios frente a los que se enfrenta.

Ella que eligió la carta mala,

el dado que no tiene sus seis caras,

el caballo perdedor,

la sal que siempre se derrama,

Ella era esa bala

del revólver del desamor.

Ella, ante la bifurcación de su vida,

eligió el camino solitario;

creyó que el mundo era herida,

creó en su corazón un glosario.

La chica que susurra tu nombre

ante el andén de los trenes,

no se conformó con no estar conforme

y aprendió con los vaivenes.

Letras y tinta, sangre y poesía.

Ella escribe a mano fría

y el corazón le responde.

En la estación del olvido

de los amores perdidos

os juro que hay un verso que lleva su nombre.

La chica que escribe como sueña,

como el ave que emigra y busca casa;

se siente tan menuda y tan pequeña

que es su poesía siempre es la que arrasa.

Quiere marchar y, sin embargo, se queda;

quiere amar y está tan solitaria,

quiere correr y que el mundo retroceda,

quiere ser reina, pero es corsaria.

Ella encuentra en sus letras aliado

y emborrona con tintas los pecados

que comete su electrocardiograma

Los monstruos que tanto la torturan

cada noche a oscuras inauguran

un nuevo temor bajo su cama.

La chica académica de nombres,

poetisa, poeta, escritora,

se duerme a las tantas de la aurora

cuando la musa ya no le responde.

Ella escribe por organizar el orden,

por no ser el corazón del maniquí.

Lo fácil sería estar siempre conforme,

lo difícil es poner el punto a la í.

Si la buscas en la suela de tu horma,

en la sombra que persigue tus zapatos

si la buscas en la tinta de tu pluma,

la encontrarás saltándose la norma,

simplemente por pasar el rato,

entre la gente que siempre sigue y suma.

La chica que escribe lo que sientes,

que te narra al oído su vivencia,

te susurra la vida entre los dientes

y lo eleva a la máxima valencia

Sin falsos epítetos, ni paradojas,

sin metáforas ni hipérboles ni prosopopeyas,

solo la vida está entre estas hojas

y estas hojas son un corazón en una botella.

Poesía que danza entre los hombres,

académica de tu boca y su universo,

escribe ante todos y se esconde

He aquí lo fugaz del momento:

Mientras dure la vida tendrás nombre,

mientras dure la herida serás verso.

Jordi Tello

Valencia. Alicia Aguilar. 1994.
Podría haber sido un año como cualquier otro, pero no.
Llegó un pequeño caos en apariencia a la vida, para darle vida sin saberlo.
Un alma vieja en cuerpo de niña.
Una niña que nunca supo serlo.
Muchos la llaman valiente.
Pero los valientes son los que eligen.
Ella no tuvo esa oportunidad.
Pero se mantiene con el corazón por escudo
y la inocencia por bandera.
Y mucho cuidado a quien intente rebatirlo.

Librería La Rossa Benimaclet ❤

Enric Navarro 26
46020 Valencia