Captura de pantalla 2021-09-15 a las 10.46.20
Exposicions
Del jue 23/9 al vie 17/12 de 2021
Gabinete de dibujos
Valencia (Russafa ❤)
Entrada libre

Santiago Talavera no emprende el Grand Tour, a la manera de Goethe, para estudiar los volcanes, para él las erupciones son el signo de la destrucción del mundo en el que (sobre)vivimos; poco importa el neptunismo cuando asistimos a la desaparición del permafrost. Lo más preocupante es que muchos políticos y también bastantes habitantes del planeta se niegan a cambiar su “forma de vida” e incluso niegan que estemos en situación crítica, convertidos en sujetos que se niegan a ver como aquellos ciegos-supersticiosos contra los que discurriera Diderot.

En la exposición en Gabinete de Dibujos, Santiago Talavera presenta la obra Reinventar el espectáculo, un extraordinario dibujo de un teatro vacío en el que parece que hubiera impactado un meteorito, rodeado por erupciones. Nuestra mirada está “situada” en el escenario como si fuéramos los actores de ese desastre en el que también vemos un ave que trata de huir. Comenzó a pensar esta obra en aquellos meses de “cancelaciones sucesivas” de Hauntopolis, recuperó una fotografía de un teatro giratorio que “rondaba” por su archivo y, finalmente, consiguió sedimentar ese fantasma. Aquí no se pone en escena la melancolía, a la manera del teatro barroco, ni es un mero conflicto realista (con esa burguesía que apenas percibe el rumor de la conflictividad histórica desde el confort doméstico) sino que es una suerte de interrupción teatral (en el sentido brechtiano) que trata de dejar atrás lo catártico para, desde el extrañamiento, provocar la reflexión y acaso conseguir la solidaridad.

Santiago Talavera venía a definir sus obras, en la conferencia que impartió en mayo del 2021 en CENDEAC (en el ciclo “El fin del mundo. Una agenda para otro planeta”), como “acciones preventivas”. Sus visiones apocalípticas no tienen ni mucho menos la intención de colaborar con la disciplina tanatopolítica, sin querer tampoco reencarnar el destino de Casandra. Lo que hace es punctualizar sutilmente la catástrofe (para Benjamin encarnada en el hecho de que lo peor “sigue produciéndose”), disponiendo incluso lupas en torno a textos y dibujos para enfatizar la necesidad de que nos convirtamos en observadores implicados. En sus cuadros introduce glitcheos constatando la dimensión productiva del error, de la misma forma que realiza fascinantes détournements de imágenes históricas como en la obra que realizó a partir de fotografías de la crisis de los “misiles” cubanos…
Fernando Castro Flórez

Gabinete de dibujos Russafa ❤

Literat Azorín, 33
46006 Valencia