Captura de pantalla 2020-01-24 a las 9.15.50
Exposicions
Del jue 23/1 al vie 24/4 de 2020
Gabinete de dibujos
Valencia (Russafa ❤)
Entrada libre

Ernesto Casero, Manuel Antonio Domínguez, Roberto Mollá, Felipe Ortega-Regalado, Santiago Talavera, Nieves Torralba y Manuel Boix en el Gabinete de dibujos.

Realmente qué necia es a menudo la humanidad cuando desprecia lo sencillo, silvestre y auténtico que vive y se multiplica sin necesidad de sus cuidados. Son muchos los que pagan fortunas por manjares exóticos al tiempo que desaprovechan delicias que crecen al alcance de su mano en ribazos y terrenos incultos.  

Aunque Hesiodo resultara un tanto ofensivo, hace dos mil setecientos años lo que hacía era denunciar esos prejuicios ya tan sólidamente establecidos contra alimentos humildes como la malva y el asfódelo, el pan de los pobres.

El dibujo también ha padecido cierta infravaloración al ser considerado un arte menor al servicio de las artes mayores, un simple medio para bosquejar, estructurar, pensar e idear, habitualmente sin lugar propio en la historia del arte. Se podría decir que el dibujo es el equivalente artístico a la malva y el asfódelo de la alimentación humana, y que cada vez más encuentra quien le da valor.

De hecho, los seis artistas colaboradores del Gabinete de dibujos han ido adoptando el dibujo como medio de expresión habitual, por estar más en sintonía con sus ideas; en esta era de la multiplicación de la imagen y de la gran contaminación visual circulan por la senda de la simplicidad técnica, la sinceridad, la ausencia de capas y ocultaciones, la depuración matérica y la menor demanda de infraestructura.

Para la exposición Malva y asfódelo, con la que se inaugura el nuevo Gabinete de dibujos, Felipe Ortega-Regalado y Nieves Torralba traen sendas instalaciones que recrean el mundo vegetal. Nieves muestra la depuración formal de las heliconias, esas plantas que crecen en selvas y bosques lluviosos tropicales y cuyo nombre proviene del Helicón, montaña sagrada de las musas para los antiguos griegos. Junto a ella, Felipe inventa múltiples combinaciones y posibilidades formales alrededor de la sugerencia de lo vegetal, creando una especie de sotobosque intrincado y complejo.

Mientras, Roberto Mollá y Manuel Antonio Domínguez traen montajes basados en el polígono más básico, el triángulo. Roberto construye sus Diamantes tristes, composiciones de reminiscencias vorticistas y minerales sobre su habitual papel milimetrado, a la vez que Manuel utiliza el límite triangular para encerrar sus meticulosas escenas a la acuarela sobre las mujeres solteras, reivindicando su derecho a elegir vida y estado civil.

Y no es el único que quiere plantear una reflexión mediante su obra: sobre cuál sería en verdad la postura de Goya al realizar sus grabados de la Tauromaquia tratan los delicados dibujos de Santiago Talavera, que recrean escenarios post-abolicionistas y escenas de protestas de los grupos animalistas; así también, la intervención del muro de Ernesto Casero invita a la crítica sobre la forma en que la ciencia se ha relacionado históricamente con el mundo natural, ofreciendo con frecuencia visiones interesadas e interpretaciones sesgadas de su esencia.

Junto a ellos, y como artista invitado, Manuel Boix trae una inquietante obra a la ventana del Gabinete de dibujos, de las primeras de su serie Acròstic, en la que Josep Palàcios veía una constante: la búsqueda de la sencillez y el despojamiento.

Gabinete de dibujos Russafa ❤

Literat Azorín, 33
46006 Valencia