Música
Viernes 23/11 de 2018   22.30
Deluxe Pop Club
Valencia (El Cedro)
5€

Llum vuelve en directo después de más de dos años, y la propuesta va a ser significativamente diferente. Se van a presentarán por primera vez en directo en un formato semiacústico sus nuevas canciones, donde el castellano (principalmente) y el valenciano, obtienen el protagonismo que hasta ahora había tenido el inglés. Las canciones fueron grabadas en los estudios Río Bravo con Xema Fuertes y Cayo Bellveser, y con músicos de Polonio, Arthur Caravan, Victimas Civiles, e invitados como Sandra Ferrer (SEMPERE, POLONIO), Anna Franco, Hugo Mas y Marc Ribera (DOBLE PLETINA).

Tras años formando parte de colectivos DIY, creando fanzines, organizando fiestas y pinchando, si por algo conocemos a Salva Alambre, sobre todo, es por haber participado en dos de las más míticas bandas de la movida murciana: Electrowendy (en los 90) y Los alambres. De estos últimos, aún rememoramos sus singles, aquel split con Kana Kapila y el maravilloso álbum, Señales de humo.

Ahora Salva ha decido dar un paso adelante y publicar su primer disco en solitario. Poseedor de una lírica propia, en Matemática ingenua su lenguaje
cobra una nueva dimensión aún más personal, no exenta de ironía y humor. El retablo abarca experiencias personales, como el avistamiento de un
OVNI a los 12 años -en ‘Habanera del avistamiento’- o el trato con vagabundos viviendo en la calle (La vida salvaje). Así como hilarantes elucubraciones, como son la descripción de un atasco, en ‘Peces’, o la
réplica a un vendedor que se toma demasiado en serio las técnicas de marketing… en ’Mercachifle’.

Producido con Marco Velasco (Perro, Futuro Terror, Garage Florida), el paisaje de Alhama de Murcia y las características del propio estudio, excavado literalmente en la montaña, también han afectado al tono y a la atmósfera general del álbum. En palabras de Alambre “Sucedían anécdotas curiosas, como la tarde que grabamos bajo la supervisión de una enorme araña metida en un tarro de cristal (y puesta en libertad tras acabar) o cuando la perra de Marco salía del estudio enfadada a causa de las frecuencias subsónicas del Moog”.

Estamos ante el primer gran trabajo de Salva Alambre como músico integral, como vector de vectores que ha desplegado, aquí sí, una obra que emana idiosincrasia a raudales. En Matemática ingenua podemos descubrir al músico desde ángulos nunca antes explorados, adentrándose en terrenos propios de la psicodelia o que incluso remiten a cierta electrónica experimental, a música africana o al jazz. Todo, a base de combinar sonidos acústicos con electrónicos, así como de sobreponer loops, efectos y capas, pero partiendo siempre del pop. Género en el que Salva Alambre es hacedor experto.

Deluxe Pop Club El Cedro

Poeta Mas y Ros, 42
46022 Valencia