Música
Jueves 15/2 de 2018   22.00
La Rambleta
Valencia (Jesús)

Cada vez que vamos a comenzar a escuchar un nuevo disco de La Bien Querida, nos asalta el interrogante de qué nos vamos a encontrar esta vez, porque sabemos que va a ser algo completamente nuevo y diferente a lo que nos ha ofrecido hasta ahora. El título de esta nueva entrega es ‘Fuego’. El fuego corresponde al sur, al rojo, al verano, al corazón. El fuego de las pasiones, el amor y la cólera, el fuego del espíritu y el conocimiento intuitivo.

Era difícil plantear este quinto álbum después de esa obra magna que fue ‘Premeditación, Nocturnidad Y Alevosía’. Pero el mundo creativo de La Bien Querida es inmenso y está acostumbrado a tener que superarse, manejando referentes amplios y disfrutando de ir borrando los límites en lo musical y en lo lírico. Y ‘Fuego’ es una especie de auto-reformulación, un redescubrimiento, porque musicalmente hay un poco de todo lo que conocíamos pero transgredido: el punto castizo y descarado de ‘Romancero’, la fusión latina y tropical de ‘Fiesta’, la contundencia electrónica de ‘Ceremonia’ y la oscuridad afligida de ‘Premeditación, Nocturnidad Y Alevosía’. Algo que representa la increíble foto de la portada de Pablo Zamora, con la dirección artística de Pepe Leal y sobre una idea de la propia Ana basada en el movimiento ‘Things Organized Neatly’. Una foto en la que la vemos rodeada de instrumentos, lápices, pinceles, discos y todo lo que le ha llevado a conformar su propio universo.

Ana Fernández-Villaverde lo explica muy bien: “La melancolía que desprenden mis canciones siempre tienen una cara positiva que me ha permitido tirar fuerte de la vida y en este disco más que en ninguno se vislumbra ese lado positivo. He intentado ver el lado bueno, el vaso lleno. Es un disco que habla mucho del deseo que reivindica la vida, el placer, la autorrealización, la libertad. El proceso de vivir establecido por el deseo. Un deseo que no es oscuro ni confuso sino luminoso y claro”.

La Rambleta Jesús

Pio IX, s/n
46017 Valencia