Captura de pantalla 2016-02-24 a las 10.40.37
Exposicions
Del jue 11/2 al dom 1/5 de 2016
Centre del Carme
Valencia (Ciutat Vella)
2€

El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana presenta la exposición ‘Victoria Cano. Ecos y huellas. Desde el Trastevere al Carmen’ que se podrá ver en el Centro del Carmen hasta el 1 de mayo. La muestra, que acoge la Sala Ferreres, resume 15 años de investigación artística con exposiciones en Roma, Corea del Sur, Venecia, China, Nueva York, Milán, Berlín, y a ahora Valencia. A través de diferentes técnicas y soportes como el lienzo, la instalación o la realidad aumentada y las 3D, Cano plasma los ecos de la naturaleza en constante transformación y las huellas que las personas dejan en ella. El Consorcio de Museos pretende con esta exposición mostrar el trabajo de una artista formada y afincada en Valencia y cuya trayectoria le ha llevado por diferentes puntos de la geografía internacional, siendo una de las artistas más polifacéticas, que busca la interrelación entre las artes como se podrá ver próximamente en las actividades paralelas a su muestra.

Victoria Cano trabaja y se encuentra cómoda en los grandes formatos por lo que la muestra encaja perfectamente en la Sala Ferreres reservada por el Consorcio de Museos para este tipo de proyectos. El lienzo ‘Ecos y transiciones’ de 6 metros de altura, realizado en 2015, resume el leitmotiv de la obra de Victoria Cano a lo largo de estos años y sirve de eje y punto de conexión de las más de 200 obras que componen la muestra. Desde él alrededor de 80 libros voladores recorren la sala y conectan con cuatro libros objeto, grandes esculturas llenas de mensaje y que invitan al visitante a entrar físicamente en ellos, a través de sus páginas. En ellos se puede “leer” el no al terrorismo, la situación de la inmigración, explica Victoria Cano que “los propios libros son aves que migran hacia un lugar mejor para anidar, procrear, vivir”; de la energía y del color tan importante en el arte, además de la escritura en braille.

A partir de aquí Victoria muestra los diferentes trabajos que le han llevado por ese viaje interior y exterior, por Berlín “Ecos del mediterráneo”; Nueva York “Entre el día y la noche’ o Roma, donde vivió durante dos años como pensionada.. etc. El conjunto de su producción es un viaje cargado de simbolismos, metáforas y paralelismos donde se muestran los tres elementos fundamentales en la naturaleza: tierra, mar y aire, y donde cada uno de sus cuadros lleva consigo las huellas y los perfiles reales de cientos, miles de personas que han pasado por su vida. Huellas que se transforman en diminutas o enormes hojas de los árboles, que forman parte de los surcos de la tierra, o los pétalos de una amapola; perfiles que son las olas del mar, la línea del tronco de un árbol…y todo ello sobre lienzos de grandes o enormes dimensiones. Lienzos que se presentan en trípticos para trabajar sobre la idea de la transformación.

Así se pueden observar cuadros / espejo donde verse reflejado que representan el mar mediterráneo y su luz; trípticos donde se ha colado un audiovisual cuyas imágenes se mezclan en sintonía perfecta con la pintura para mostrar una forma absolutamente diferente de expresión; cuadros con testimonios de personas cuya palabra se ha transformado en música; cuadros iluminados con el día y la noche… etc. Para Victoria Cano “la huella es única y exclusiva y al mismo tiempo parecen todas la misma, por ello es una metáfora de la igualdad, todos somos iguales y todos contamos y somos importantes a la hora de dejar nuestra huella, de cambiar algo de nuestra realidad para mejorarla y dejar un mundo mejor a las generaciones venideras”.

La mayoría de la producción de Cano busca reflejar la belleza de la naturaleza. La parte más dura de la exposición, sin embargo, es la que presentó en Berlín, donde habla de la inmigración. Cano muestra el mar mediterráneo como un mar cerrado en el que han quedado las almas de miles de inmigrantes ahogados, o en las mismas alambradas, imágenes reales que la artista ha tomado de los medios de comunicación. Alrededor de este mar una alambrada encierra el problema al que no quieren enfrentarse muchas naciones, algo que entronca con la situación de los refugiados en la actualidad. Entre las obras más recientes, pensadas ya para esta exposición, destaca asimismo el homenaje al barrio donde se encuentra el Centro del Carmen, antigua Escuela de Bellas Artes donde la artista se formó. El cuadro ‘Las puertas de Ciutat Vella’ es un mapa cartográfico, la huella del territorio que se parece también a un corazón con sus arterias.

La exposición, no siendo una retrospectiva a pesar de la cantidad de obras que se exhiben, sí que constituye una oportunidad para descubrir el universo creativo de Victoria Cano y su interés constante por investigar nuevas formas de expresión, desde las más tradicionales como la pintura hasta la instalación, la vídeo-creación o la aplicación de las tres dimensiones o la realidad aumentada al arte. Esta exposición es una muestra de ello.

Centre del Carme Ciutat Vella

Calle Museu, 2
46003 Valencia