GABRIELMARTINEZ - copia
Exposicions
Viernes 18/10 de 2019   19.30
Librería Railowsky
Valencia (Ciutat Vella)
Entrada libre

Fotografías de Gabriel Martínez López

Para Railowsky y para mí personalmente esta exposición tiene un valor afectivo y emocional muy importante, y os cuento; Gabriel Martínez López era un fotógrafo que antes de conocerlo como tal, también era un enamorado de los libros de fotografía, de los libros en general. A finales del pasado siglo venía a Valencia una o dos veces al año por motivos profesionales, y no venía desde Castellón o desde Gandía, sino que venía desde Roquetas de Mar ( Almería ), 464 kilómetros por la A-7, según indica la diosa Google Maps. Y cuando llegaba a Valencia, la tierra de las flores , de la luz del amor, su interés no era ninguno de estos tres. Sus visitas obligadas, según sus propias palabras, era el IVAM y Railowsky. Cuando llegaba a la librería empezaba, de forma pausada pero sin descanso a apartar libros de fotografía que iba dejando encima de la vetusta mesa mostrador de estilo railowskiano. La persona que supuestamente le debía atender, es decir, yo, no le hacía ni pijotero caso. Simplemente se limitaba a pasar los libros por la caja y cobrarle sin mediar apenas tres palabras. Nuestro amigo Gabi no se llevaba ni 2000, ni 3000, 4000 pesetas, no, cada vez que venía se llevaba más de 50.000 pesetas de la época, y el hidepu de Juan Pedro “apenas tres palabras”… Sus visitas eran a última hora de la tarde, y luego se dirigía a descansar de la jornada a un hotel cercano. Entonces para Gabi era el momento del éxtasis. Desparramaba los libros recién comprados por la cama y tenía su particular orgasmo libresco.

El azar hizo que hace dos años un amigo común, Vicente Dolz, le invitara a participar en una de las exposiciones colectivas que organizamos los Amics de Railowsky. Para mi sorpresa, vino a la inauguración con su hijo Paco. Es entonces cuando me contó la historia de sus visitas a Railowsky y el poco caso que le hacía. Desde entonces me enamoré del personaje, porque Gabi no solo hace buenas fotografías sino que transmite una gran humanidad. En julio del año pasado coincidimos en la inauguración del gran Bernard Plossu en el Centro Andaluz de la Fotografía, noche en la que por cierto empezamos con una cena con sus amigotes y acabó, hasta donde recuerdo, con bailes moviditos en una discoteca para cincuentones… Ya entonces apalabramos una exposición de su obra para 2019. Pero el destino nos sorprendió este verano con el repentino fallecimiento de Gabriel. La noticia me dejó desolado. Quizá en esta vida las cosas que deseamos hacer deberíamos hacerlas antes. “Mea culpa”.

Sirva esta exposición que él tanto deseaba como homenaje póstumo a un fotógrafo que entendía la fotografía como la vida; con pasión y sentimiento. Como sabéis, se trata de un proyecto de largo recorrido que es al mismo tiempo metáfora de un país y de un estado mental, concebido en forma de diario dotado de sentido crítico y mirada cómplice, carente de artificios y sarcasmo. El resultado es un trabajo desnudo, intuitivo y totalmente libre, realizado a contracorriente, que pretende interpelar al espectador como una especie de rompecabezas inacabado. Su familia y amigos estaremos encantados de contar con vuestra presencia en este acto que pretende ser además de un homenaje, un paso más en el camino de lo que está por venir.

Librería Railowsky Ciutat Vella

Gravador Esteve, 34
46004 Valencia