Exposicions
Viernes 24/11 de 2017   20.00
Espaivisor
Valencia (Ciutat Vella)
Entrada libre

Con gran expectativa y emoción nos complace presentar a un artista en una exposición que por vez primera en Europa, da cuenta de un volumen importante de su obra. Esto sucede gracias al interés de la Galería espaivisor, quiénes junto a la Fundación Claudio Perna, participan en la conmemoración del vigésimo aniversario de la desaparición física del maestro Claudio Perna.

Son muchos los enigmas que aún se tejen acerca de la obra del artista Claudio Perna, (Milán, Italia 1938 – Holguin, Cuba, 1997). Para algunos investigadores constituye un excelente representante de la fotografía producida en nuestro país desde finales de los años 60, hasta la década de los 80. Otros lo reconocen como docente de cualidades extraordinarias, o como un comunicador que incursionó y realizó experiencias diversas que lo definen como representante de importante valor dentro del arte conceptual. Sin embargo su intensa actividad académica y sus innovadoras propuestas en el campo de la geografía y la sociología, le desvían muchas veces de su imagen de artista visual. Conocer su prolífica trayectoria demanda una extensa gama de referencias por parte del interesado. Perna incursiona en un espectro amplio de disciplinas, las sobrepone, mezcla e interpreta a su antojo para desarrollar distintas tesis o proponer teorías.

El legado artístico de Claudio Perna nos habla de un nuevo orden informativo, pues en palabras del autor, el lenguaje y la comunicación son la base de su expresión artística; y en consecuencia desarrolla toda una suerte de propuestas creativas para generarlo. Su interés se centra en procurar toda clase de atajos o ventanas donde incluirnos. Espacio y tiempo en que los humanos puedan verse y sean capaces de comprender de la manera más accesible y sencilla posible, el complejo mundo de formas, ideas, colores del espacio circundante. Es por ello que a la hora de crear, Perna no escatima en hacer uso de sus cinco sentidos, de una inmensa cantidad de medios, así como del prójimo, con la finalidad conseguir su propósito: crear modelos de pensamiento, desarrollar un arte sentimiento [1] y establecer puentes ciertos entre el hombre y su ambiente con el firme propósito de ofrecernos lo que denominó Arte Generativo.

Se trata de una producción de más de treinta años ininterrumpidos de investigación, reflexión y creación. En una colección que comprende archivos de conocimiento con más de diez libros inéditos; manuscritos cargados de teorías, esquemas y pensamientos;  blocs con nuevas propuestas de lectura; foto-informes; secuencias de ensayos fotográficos; cartas y archivos documentales históricos; mapas intervenidos; acciones performáticas; proyectos expositivos inéditos; arte objetual[2]; pinturas; dibujos; artes gráficas; películas y audiovisuales; ambientaciones e instalaciones; autocopias[3]; pinturas, fotografías, foto-informe[4], etc., que obedecen a reglas aún por descubrir. Si convenimos en que Claudio Perna era un generador de energía atado a un planeta en constante movimiento, entendemos con mayor claridad su condición artística universal. El haber ahondado en disciplinas como la arquitectura, estudios de la naturaleza, la tierra y el hombre, con una lucidez plantada en la atenta observación del ser americano, para contraponerlo y relacionarlo con el resto del planeta, entendemos que es esto lo que permite a Perna ubicarse en una perspectiva de 360°. Le interesan las partes y el todo, reflexiona sobre sus condiciones inclusivas y exclusivas. Analiza cada comportamiento, relaciona, arma y desarma cada elemento como si tuviese entre manos el gran rompecabezas del creador.  Discute y comparte con personas de diversos niveles educativos y socioeconómicos, para llenar aún más su maletín de herramientas. Trabaja con la razón, la sensibilidad y la intuición a toda marcha.

Espaivisor Ciutat Vella

Carrasquer, 2
46001 Valencia