Captura de pantalla 2021-03-09 a las 17.39.36
Exposicions
Del vie 12/3 al vie 21/5 de 2021
Rosa Santos
Valencia (Ciutat Vella)
Entrada libre

Capturas se arma en base a un conjunto de dibujos que parten de una selección de influencias o admiraciones por otros artistas. De algún modo Joan Sebastián señala a On Kawara, Toba Khedoori, Mark Manders, Miriam Cahn, Mladen Stilinović, Robert Longo y Vija Celmins como posibles culpables de lo que su trabajo es hoy, y como consecuencia ha dedicado los últimos años a producir a partir de esta suerte de tributo que no sólo cobra forma por separado, dibujo a dibujo, sino que él lo ha entendido como un proyecto de exposición colectiva posible, en la que en un hipotético caso, estos podrían substituirse por los originales, los que le han servido de modelos, y Sebastián se diluiría en consecuencia. Yo adoro el encanto de un cierto tipo de libros –raros, gentiles, estimulantes- en los que un artista explica por qué admira a otro, dice Enrique Vila-Matas en relación al libro que Alain Robbe-Grillet tituló Por qué me gusta Barthes. [1]

No obstante, el juego de Joan, refiriéndome a juego del modo en que Mladen Stilinović lo aborda, como un dado en cuyas seis caras aparece escrito lo mismo (BOL = dolor), es algo a medio camino entre el entretenimiento y la decisión de desaparecer, de disolverse en el trabajo de los demás, esos que él considera referentes. Es, aunque pueda sonar excesivo, pagar la inmortalidad de los otros con la muerte de uno mismo. Stilinović se pregunta ante el dolor: ¿qué dolor?, ¿el dolor de quién?, ¿de dónde viene el dolor?, como si el dolor tuviera que ser explicado, analizado. No hay nada qué explicar. El dolor está ahí. [2]

Aparecen en estas capturas de Joan Sebastián una serie de datos que nos hablan no sólo de la admiración o la influencia. En todas ellas permanece un rastro técnico, el del dibujo emergiendo sobre el papel, reproduciendo con lentitud y detalle no únicamente lo lento y detallado que hay en algunos de los trabajos de estos artistas, sino también el gesto inmediato, el garabato que aflora en los dibujos de Miriam Cahn o Mark Manders, en esa firma realizada sobre un telegrama de On Kawara a Sol LeWitt, o en el Pollock o el Motherwell dibujados a partir de los que ya reprodujo Robert Longo. Esto es, el gesto del expresionista abstracto contenido en el dibujo metódico de Longo, y acto seguido el de Longo en el de Sebastián, como si de una puesta en abismo se tratara.

Rosa Santos Ciutat Vella

Bosseria, 21
46001 Valencia