Música
Viernes 30/11 de 2018   22.30
Deluxe Pop Club
Valencia (El Cedro)
7/10€

BART DAVENPORT puede ser muchas cosas, dependiendo de a quién le preguntes. Ha sido un mod, un bluesero, y un trovador de soft-rock. Es un guitarrista excéntrico y un cantante de voz atemporal, un crooner de verdad. Vive y compone canciones en Los Angeles. Su trabajo nos transporta a un pasado o un futuro imaginarios que se encuentran, curiosamente,
en los 80 y los 60.

Como ocurre en casi toda ficción especulativa, las historias de Davenport podrían ser, meramente, un reflejo del ahora en un mundo de fantasía al que traslada verdades personales y universales. Actúa y graba con su banda The Bedazzled, compuesta por la bajista Jessica Espeleta, el guitarrista Wayne Faler (Dream Boys) y el batería Andres Renteria. Recientemente el grupo pasó 11 días en el estudio de Boyle Heights con el productor Aaron M. Olson (L.A. Takedown) grabando Blue Motel, el último disco de Davenport cuyo lanzamiento está previsto
para abril de 2018 en Lovemonk y Burger Tapes.

Las raíces de Bart Davenport, nativo de Oakland, California, se encuentran en la escena de blues y garaje de los 90. The Loved Ones, su primera banda tocaba un r&b tempestuoso, teloneando a gente como Junior Wells o John Lee Hooker. En los 00 Davenport se fue por su cuenta y bajó un poco el volumen, aunque no la intensidad. Erlend Øye , el cantante de Whitest Boy Alive y Kings of Convenience, dijo sobre él “es el mejor artista-con-guitarra que hay”. Hubiera sido mucho más pragmático hacer un tour solo, pero el corazón de Davenport siempre ha estado en una banda, y sus discos frecuentemente reflejan su amor al trabajo en equipo.

El lanzamiento en 2002 del debut en solitario bajo su propio nombre, de Bart fue un milhojas de indie pop relleno de percusión, órganos y harmonías vocales. A renglón seguido en 2003 apareció Game Preserve en Antenna Farm Records. Después, en 2005, un disco lo/hi fi elaborado con cariño; Maroon Cocoon. En 2007 lanzó con Honeycut, un proyecto paralelo, The Day I Turned To Glass en Quannum Projects. La canción ‘Exodus Honey’ apareció en una campaña publicitaria de iMac así como en los discos de instalación del Mac OS Leopard y el Snow Leopard. Bart Davenport regresó en 2008 con su cuarto álbum en solitario, Palaces. El gran Kelley
Soltz, mago de la psicodelia, prestó su talento a la producción y Sylvie Simons reseñó el disco en MOJO como “un magnífico ejemplo de de la cultura del vinilo y las tiendas de segunda mano de San Francisco, que convierten los trastos que deshecha la gente en algo nuevo”.

Entre el otoño de 2010 y la primavera de 2011, Davenport lanzó tres discos en Europa y pasó la mayor parte de ese periodo de gira por el continente. También hubo un álbum de versiones, Searching For Bart Davenport (Tapete Records) y otros dos de proyectos paralelos: With All Due Respect de Incarnations (Lovemonk) y Comedians de Honeycut (Discograph). 2012 fue el año del retorno a la producción de su compatriota Sam Flax, en el sencillo ‘Someone2Dance’ b/w ‘Cheap Words’.
La producción de Flax abrió un nuevo capítulo en la saga Davenport, con
sintetizadores que recuerdan a la new wave de los 80. En este punto Davenport regresó a Los Angeles donde reunió a la banda que grabaría en marzo de 2014 el aclamado Physical World, a cargo de Lovemonk y Burger Records. De hecho, Pitchfork lo describió como “de sonido sofisticado a la par que vulgar, gusta a los cinco segundos de rozarte los oídos”. En 2017 Bart & The Bedazzled le dieron continuidad con Blue Motel, álbum producido por Aaron M.Olson, cuyo particular sonido tiñe el disco de una atmósfera más oscura, cinematográfica.

Deluxe Pop Club El Cedro

Poeta Mas y Ros, 42
46022 Valencia