Banner_Barroc
Música
Sábado 7/8 de 2021   22.30
Palau de Congressos de Peníscola
Peníscola (Zona + Alla…)

Jean-Baptiste Lully (1632 – 1687)
Suite Le Bourgeois Gentilhomme (París, 1670)
Marche pour la cérémonie des Turcs
2e Air des Espagnols
Rondeau pour le Charivari (Le Mariage Forcé)
Canarie

Mr. de Sainte-Colombe, le père (ca. 1640 – ca. 1701)
Concert XLI à deux violes égales (ca. 1680): Le Retour
Le Retour. En gigue. En menuet.
En gigue. En courante. Ballet tendre. En pianelle
Marin Marais (1656 – 1728)
Pièces de Viole du 3e livre (París, 1711) et du 4e livre (París, 1717)
Prélude en la
Muzettes I – II
La Sautillante
François Couperin (1668 – 1733)
Les Concerts Royaux (París, 1722) & Nouveaux Concerts (París, 1724)
Prélude, Gracieusement (2e Concert)
Plainte pour les Violes, Lentement et douloureusement (10e Concert)
Muzettes I – II, Naïvement (3e Concert)
Mr. de Sainte-Colombe, le père
Concert XLIV à deux violes égales: Tombeau Les Regrets
Les Regrets. Quarrillon. Appel de Charon.
Les Pleurs. Joye des Elizées. Les Elizées
Marin Marais
Pièces de Viole du 2e livre (París, 1701)
Couplets de Folies (d’Espagne)
___
Duración: 70 minutos sin pausa

Después del éxito inmenso de la película de Alain Corneau, Todas las mañanas del mundo (ganadora de un premio César a la mejor banda sonora en 1992, entre los otros ocho césares que ganaron), basada en el libro homónimo de Pascal Quignard y la acogida triunfal con que el público recibió estas músicas de Marin Marais y François Couperin, Jordi Savall —con algunos de los músicos que participaron en aquella primera grabación— quiere conmemorar este 30 aniversario. Rinde así homenaje a Alain Corneau, a Pascal Quignard y a todos los músicos del Gran Siglo Francés, que la película ayudó a dar a conocer: Lully, el intendente de la música del Rey Sol que forjó el gusto musical de todo un siglo, pero también François Couperin, Eustache de Caurroy, y por descontado, los dos protagonistas Sainte-Colombe le père— con aquellos conciertos para dos violas— y Marin Marais, gracias a estas maravillosas piezas de viola, tanto nostálgicas como soñadoras, tanto luminosas y virtuosas y que, de la mano de Jordi Savall, dieron a la película toda su profundidad.
«Recuerdo mi primer encuentro con Jordi Savall, en 1990» —escribe Pascal Quignard—. «Había leído la novela: estaba tan concentrado, que me imaginaba a Sainte Colombe… grababan en plena noche. Hacía frío. Yo dormía sobre un banco en la Capilla [Saint Lambert des Bois], solamente he conservado un pequeño recuerdo. Una vieja partitura del siglo xvii donde Jordi copió a mano la pieza de Sainte Colombe titulada “Les Pleurs” i escribió debajo: “para Pascal en recuerdo de un sueño”… Los Sueños a veces se extienden más allá de la noche que los alberga.»
Con el apoyo del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya.

Palau de Congressos de Peníscola Zona + Alla…

Blasco Ibáñez, s/n
12598 Peníscola